Propiedades del Ajo

 

El ajo no sólo es uno de los ingredientes principales de numerosos platos: lejos de ser un simple condimento culinario, es también un medicamento natural de múltiples aplicaciones. Uno de los elementos que le otorgan su gran poder curativo es el azufre, que en el cuerpo humano está presente en el pelo, la piel y las uñas. 

CIRCULACIÓN 
El ajo tiene propiedades antitrombóticas (no formación de coágulos en la sangre) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias como arteriosclerosis, hipertensión, colesterol, infarto del miocardio, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides. Medio gramo de tintura al día, crudo en ensaladas, maceración de 100 gramos de ajo en 400 gramos de alcohol de vino, media cucharadita antes de irse a dormir. 

DIURÉTICO Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de reumatismo, hidropesía, edemas y vejiga (6 gotas al día de extracto fluido) en caso de gota resulta muy interesante la decocción de 4 dientes de ajo en un litro de agua. Tomar 2 vasos al día. 

BACTERICIDA 
Es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis, etc.) del aparato digestivo (putrefacciones intestinales, diarrea, etc.) o aparado excretor (infecciones renales, cistitis, etc.) 7 gotas de jarabe esencial al día.

TOS 
Especialmente indicado para calmar la tos de origen bacteriano con funciones expectorante, maceración durante 10 días de medio kilo de ajos machacados en un litro de vino blanco, tomar tres cucharadas diarias, o 15 gotas al día de extracto de fluido repartid en 3 tomas, revende en farmacias y herbolarios. 

DOLOR DE OIDOS Es esencialmente indicado cuando el dolor de oídos corresponde a una infección interna del oído medio, comer crudo en ensaladas.

INTOXICACIONES ALIMENTARIAS, VAGINITIS, GONORREA Para combatir o prevenir estas enfermedades comer ajo crudo en ensaladas, o tomar capsulas de ajo o beber gotas de extracto fluido de acuerdo a las condiciones del prospecto. 

DIGESTIVO Favorece la digestión al estimular el hígado, la vesícula y el páncreas aunque de be evitarse en aquellos casos en que exista hiperclorhidria (acides estomacal) así como en estómagos delicados, aunque parece tener en efecto positivo en el tratamiento de la ulcera (tomar crudo o machacado y mezclado con mantequilla). 

ANTIHELMENICO Ayuda a eliminar lombrices estomacales, algo muy habitual en los niños pequeños, igualmente las decocciones de dientes de ajo triturados se utilizan para expulsar la tenia o solitaria. 

ANTICANCERÍGENO 
Estudios recientes parecen asociar el consumo de ajo con la inhibición del cáncer. Los compuestos azufrados parecer ser los responsables en la lucha contra la aparición de células cancerosas en el estomago, hígado pecho, etc. 


SIDA 
El probado valor bactericida, así como sus propiedades antioxidantes, podrían ser interesantes en la ayuda contra las infecciones que se aprovechan del Sida para aparecer, comer hasta 5 ajos crudos por día o tomar capsulas de ajo. 

PICADURAS DE INSECTOS, ENFERMEDADES DE LA PIEL 
Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante contra las mordeduras o picaduras de animales, especialmente de insectos, así como la mayoría de afecciones de la piel, especialmente infecciosas como hongos, llagas, heridas y quemaduras. Mojar la zona afectada con una gasa mojada en tintura o simplemente frotar la parte afectada con jugo de ajo. 

También puede utilizarse para combatir la sarna frotando la parte afectada con ajo machacado en aceite de oliva, para las verrugas aplicar una cataplasma de diente de ajo sobre la verruga, sin afectar el resto de la piel o los callos aplicar una cataplasma de diente de ajo machacado con un poco de perejil únicamente sobre la zona afectada, sin aplicar en el resto de la piel, porque en la piel sana puede producir ampollas. 

En el ardor de pies por pie de atleta aplicar una maceración de 8 o 9 dientes de ajo en aceite de oliva durante 3 días, aplicar el aceite con una gasa entre los dedos de los pies

© 2019 Comité Nacional del Ajo